Deportes

Apuntes de la 6ª jornada de la Premier League 2020/21

La Premier League sigue firmando un inicio de temporada atípico con equipos como Everton, Aston Villa, Leicester o Leeds en las primeras posiciones de la tabla junto a un Liverpool que, pese a no ofrecer su mejor versión, se mantiene en la batalla esperada.

Un campeonato, el inglés, que vivió su 7ª jornada y en la que se pudieron ver detalles interesantes dignos de ser rescatados y destacados:

Ni sensaciones, ni números: el Manchester City está atascado.

El conjunto de Pep Guardiola comenzó la temporada más tarde que el resto por haber disputado competición europea el pasado verano, pero ya no es excusa. Este equipo no transmite, no se asemeja a lo habitual, no se parece a su mejor versión. Y lo peor, y más importante: no suma puntos. El Manchester City ya ha suma 3 tropiezos en sus 5 jornadas disputadas. Una dinámica irregular que, de seguir así, evidentemente le haría caerse de la pelea por los objetivos. Es pronto para descartarles del título, pero Guardiola tiene mucho trabajo por delante para intentar mejorar tanto a nivel de sensaciones como, sobre todo, de resultados. El equipo no es competitivo, y empieza a preocupar.

Escudo/Bandera M. City

El Fulham sigue sin ganar.

No está siendo la vuelta a la élite esperada. Ni mucho menos. El conjunto de orillas del Támesis sigue sin ganar después de sus 6 jornadas disputadas. El Fulham sólo ha conseguido 1 de sus 18 puntos disputados y su dinámica empieza a colocarles como aspirante al descenso. Lo más positivo para los intereses de los Cottagers, seguramente, que todavía queda mucho por delante. Pero lo cierto es que deben cambiar muchos aspectos de su juego. Atrás y delante. Defensa y ataque. Crear un muro en la zaga defensiva (equipo más goleado) y mejorar ofensivamente (segundo equipo menos goleador) deben ser objetivos prioritarios en la lista de tareas pendientes de Scott Parker si la permanencia (como debe entenderse) es una meta real.

Escudo/Bandera Fulham

Edouard Mendy: el Chelsea tiene portero.

El portero francés está firmando una adaptación perfecta en la portería del Chelsea. Su fichaje no fue el más destacado ni mediático, pero ha conseguido cumplir su objetivo principal: está solucionando un problema. El conjunto de Stamford Bridge empató en Old Trafford gracias, entre otras cosas, a la gran actuación de su guardameta. Sin hacer demasiado ruido está firmando unos primeros pasos como Blue más que positivas.

El VAR sigue generando muchas dudas.

Empieza a ser una preocupante rutina. El VAR, lejos de aportar soluciones, comienza a equiparar los aciertos con los errores, lo que está generando un clima contrario a esta herramienta. En un territorio tan purista en torno al fútbol, donde el VAR tuvo una acogida bastante crítica, los resultados que está ofreciendo la tecnología empiezan a tener muchos más detractores que apoyos. Errores de bulto o decisiones que acaban siendo subjetivas bajo el criterio del colegiado han hecho que cada vez sean más periodistas y aficionados que estén en contra de esta herramienta. El penalti no señalado de Maguire sobre Azpilicueta en Old Trafford, la última gran jugada a debate.

Escudo/Bandera Chelsea

Una igualdad inesperada entre Manchester City y Liverpool.

Los dos grandes candidatos a ser campeones están ofreciendo versiones mucho más terrenales de lo esperado. Sus cifras goleadoras son justas, mínimas, y las diferencias de goles lo demuestran. Ambos equipos marcan cifras muy parecidas a las que encajan. El Manchester City suma 8 goles a favor, pero han encajado 8. Es decir, diferencia de goles de 0. Por su parte, el Liverpool, pese a que es más positiva, no es precisamente excelente. Los de Klopp han ganado más partidos, pero sus cifras son igual de ajustadas, ya que suman 15 goles a favor y 14 goles en contra. Diferencia de goles de 0 para los de Manchester y de 1 para los de Liverpool. Mucha más igualdad respecto a sus rivales de lo esperado.

Escudo/Bandera Liverpool

Primera derrota del Everton.

Algún día debía llegar el primer tropiezo de los de Ancelotti, pero a priori la visita de los Toffees a Southampton no se presentaba como el escenario clave para poner a prueba su gran dinámica de resultados. Perdió el Everton, y lo hizo de forma merecida. El conjunto azul de la ciudad de Liverpool firmó, seguramente, el peor partido de la temporada y los Saints no tuvieron piedad con un cómodo 2-0 que, tras ver el choque, pudo parecer incluso corto. No aparecieron las piezas clave Calvert-Lewin ni James Rodríguez y, entre otras cosas, el Everton lo notó en exceso. Segundo tropiezo seguido tras el parón de selecciones. Pese a ello, siguen primeros en la tabla, pero ahora sin ventaja, puesto que están empatados a puntos con su archienemigo vecinal, Liverpool.

Escudo/Bandera Everton

Silencioso rendimiento del Southampton.

Los Saint hacen poco ruido, pero están firmando un más que meritorio inicio de curso. Este fin de semana ganaron de forma positiva al líder y, casi en silencio, son sextos a sólo 2 puntos de las plazas de Champions League. El conjunto de Ralph Hasenhüttl, con jugadores como Danny Ings y Ward-Prowse están dejando muy buenos ratos de fútbol, y su última victoria ha sido uno de ellos.

Escudo/Bandera Southampton

Jamie Vardy sin complejos.

El delantero que fue comparado con un galgo. Y, por raro que parezca, refleja a la perfección su estilo de juego. Un atacante cuyo objetivo es la portería rival, el gol. Nunca duda ante la batalla con los defensas, pelea como pocos las posesiones, se fabrica los goles cuando es necesario y aparece en el momento correcto y en el lugar adecuado. El Arsenal pudo ganar al Leicester, pero perdonó en exceso y se creó el escenario perfecto para que Jamie Vardy saludara a los presentes, arrancara su particular estilo de juego y apareciera justo cuando tuvo que hacerlo para darle una nueva victoria al Leicester. Los Foxes ganaron el imponente Emirates Stadium, se colocaron cuartos en la tabla y Vardy siguió engordando sus cifras goleadoras. Hay pocos delanteros como él en las islas británicas.

El parón afecta al Arsenal.

Los parones de selecciones, afirman, suelen provocar cambios de dinámicas, puntos de inflexión, ciertos desvíos. No es una regla escrita, pero parar el ritmo de competición, en ocasiones, provoca que equipos como el Arsenal lo paguen caro. Eso parece haber sucedido en la zona Gunner del Norte de Londres, ya que desde que se reinició el campeonato liguero el Arsenal no ha conseguido ganar. Perdieron en el Etihad Stadium ante el Manchester City y volvieron a hacerlo este pasado fin de semana ante el Leicester. Ambos encuentros por la mínima, pero estas dos derrotas han calmado los ánimos en torno a la figura de un Mikel Arteta que debe intentar trabajar en la ciudad deportiva ciertos errores que han enfriado las buenas sensaciones de los suyos.

Escudo/Bandera Arsenal

Heung-Min Son sigue brillando.

El Tottenham firmó una muy trabajada victoria en Turf Moor ante el Burnley (0-1). El conjunto de Sean Dyche presentó mucha batalla sobre el césped y los de Mourinho tuvieron que sacar el pico y la pala para firmar 3 puntos más para colocarse quintos. Un triunfo Spur que volvió a ser gracias a Son y a Harry Kane. Son la pareja de moda en Inglaterra. Son la dupla más demoledora. En Burnley, en una fría noche de octubre, volvieron a hacer acto de presencia para seguir siendo dos de los futbolistas más en forma del fútbol inglés.

Source: as.com

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar