Deportes

Jeff Hardy salda cuentas con Sheamus en una pelea de bar

La WWE está tirando mucho de los combates cinematográficos durante la pandemia. Algunos se asemejan a alguna superproducción de Hollywood y otros tienen más marcado que se trata de lucha libre. Del segundo tipo pudimos disfrutar este viernes en SmacDown. Jeff Hardy y Sheamus llevan semanas con una rivalidad en la que el irlandés acusa de alcohólico a Hardy, quien asegura que ya está rehabilitado y quiere limpiar su nombre. Para hacerlo logró una lucha contra el ‘Guerrero Celta’, que marcó la estipulación. ‘Una pelea de bar’. Era simple y podía haber estado en un PPV perfectamente, pero WWE decidió dejarlo para el show azul. Fue un nueve espectáculo. Ambos dejaron grandes acciones y todo acabó con una Swanton Bomb desde lo alto de una escalera se llevó la victoria. ¿Finalizó con la inquina? Solo el tiempo lo dirá.

El primer show de SmackDown tras Extreme Rules se abrió con las triunfadoras de esa noche. Sasha Banks y Bayley salieron a festejar que ellas tienen todos los títulos femeninos del roster principal, pero se olvidaron de cómo lo retuvo Bayely. Por ello, Nikki Cross reclamó su oportunidad. No la tuvo de inmediato. Las campeonas de WWE intentaron romper la amistad de la escocesa con Alexa Bliss. Organizaron un combate entre ambas y la ganadora se llevaría la oportunidad titular. Cross ganó un combate de mucho nivel. ¿Es el fin de su amistad? Para nada. Bliss reconoció que Nikki fue mejor y le dijo que estará en su esquina la próxima semana.

Por su parte, AJ Styles también vio como esta noche le apareció un nuevo retador. Se organizó una lucha a cuatro entre Gran Metalik, Shorty G, Drew Gulak y Lince Dorado. El ganador sería el retador. El triunfo fue para Gran Metalik, quien la próxima semana se verá las caras contra el campeón. Dentro de siete días también se enfrentarán Naomi y Lacey Evans después de que la tensión entre ellas aumentase por las burlas de Evans y de The Miz y John Morrison. Por otro lado, Kofi Kingston anunció que estará unas semanas en el dique seco por una lesión en su espalda y trató de convencer a Big E de que con Xavier Woods todavía lesionado era el momento de que hiciese algo grande él solo. Mientras, Matt Riddle sigue su ascenso en SmackDown. Ganó rápido a Tony Nese y reclamó la presencia de Baron ‘King’ Corbin, quien intentó jugársela, pero Riddle no cayó en el ataque que Nese, tras perder quería hacerle a traición. Fuera de combates, Bray Wyatt habló desde la Firefly Fun House para recordar lo sucedido en Extreme Rules y celebrar que Strowman «volvió a casa». 

Source: as.com

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar