Deportes

La Champions quiere a Rodrygo

Este miércoles (18:55 horas, Movistar Liga de Campeones) se alza de nuevo el telón de la Champions para el Real Madrid, que el año pasado se llevó otro chasco en su competición predilecta. Quizá la mejor noticia de esa última edición fuera la irrupción de Rodrygo Goes, que en su debut en las alturas del fútbol mundial enseñó buenas maneras y las acompañó de mejores estadísticas.

El ex de Santos jugó cinco de los ocho partidos de los madridistas en Europa, con galones de titular en cuatro. En total, 331 minutos muy aprovechados en sus botas, marcando cuatro goles y repartiendo tres asistencias. Esa participación directa en siete tantos le hizo acabar el torneo con una media de intervención en uno cada 47,28 minutos. Son registros muy buenos, y más todavía para un recién llegado de Brasil, en plena formación personal y futbolística: echó a correr de blanco con 18 años y en enero cumplió los 19.

Escudo/Bandera Real Madrid

Su noche europea más feliz fue la segunda, después de haberse presentado en sociedad al continente con una titularidad sorprenderte en Estambul (0-1) con el Madrid en la cuerda floja. Había visto el 3-0 de París desde el banquillo y el 2-2 con el Brujas en la grada, pero en la tercera jornada Zidane le dio la alternativa y en la cuarta, el 22 de octubre de 2019, le prendió la mecha. Y no hubo quien lo parase. Al margen de combinar con Benzema para el 4-0, Rodrygo firmó contra el Galatasaray el hat-trick perfecto más joven (18 años y 301 días) de siempre en la Champions: el 1-0, en el 4′, con la izquierda; el 2-0, en el 7′, de cabeza; y el 6-0, en el 92′, con la derecha.

Rodrygo, más rápido que Mbappé o Rooney

Su récord destrozó el de Mbappé, que lo había conseguido con 20 años y 306 días, y desbancó a Rooney (18 años y 340 días) en el segundo puesto de la tabla de los hat-tricks más precoces, incluidos los ‘no perfectos’. A Rodrygo sólo se le resistió Raúl, que paró el tiempo en 18 años y 113 días. La relación de nombres ayuda a medir el hito del paulista, que luego también vería puerta en Brujas, donde además asistió, como en octavos en Mánchester.

25

Zidane, que iba tomando nota de esa progresión, apostó por su titularidad en la vuelta frente al City, un cara o cruz que no cayó del lado del Madrid. Pero para Rodrygo, que en el 28′ había centrado a Benzema para el 1-1 y en el 61′ era sustituido, la presencia en el once ya añadía otra señal de su buen feeling con una Champions que regresa esta semana. Y el ’25’, con una asistencia en sólo 91 minutos este curso, quiere afianzar este idilio.

Source: as.com

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar