Deportes

Los tres que quiere Zidane para el ataque del Etihad

Real Madrid El equipo blanco necesita marcar dos goles en el Etihad como punto de partida

Hazard entra en el terreno de juego en lugar de Benzema en el partido...
Benzema saluda a Hazard, durante un cambio.
Ángel RiveroMARCA

Tridente para soñar. El Real Madrid necesita sí o sí marcar dos goles como punto de partida para pensar en la posible remontada ante el Manchester City. La empresa no es sencilla y Zinedine Zidane y los suyos saben que deben tener paciencia a la espera de esas oportunidades que puedan servir de amenaza a un City que parte con la ventaja que le dio el triunfo en el Bernabéu por un gol a dos, allá por el mes de febrero.

Jugadores y técnico lo han hablado en el vestuario, en las charlas de antes de los entrenamientos… y es que el trabajo mental ya ha comenzado con el único objetivo de dar la vuelta a la eliminatoria más larga de la historia de la Champions League.

Zidane sabe que no debe descuidar la defensa, pero que el éxito pasa por el ataque, por poner a los pesos pesados sobre el césped de inicio, reservando a jugadores que puedan revolucionar el partido en caso de necesidad. El técnico cree que es un partido para que Asensio-Benzema-Hazard desplieguen su fútbol y su carisma sobre el césped del Etihad. Son jugadores curtidos en mil batallas y su experiencia y fútbol pueden resultar decisivos.

Así lo ha comentado y así lo demostró ayer en el entrenamiento, repitiendo la fórmula del partido de entrenamiento vestidos de tiros largos, tal y como hizo en el inicio de la temporada exprés que terminó con la conquista de LaLiga. Nada es casualidad. La escena fue el sábado previo a la vuelta a la competición y ayer repitió con un partido en toda regla y con los uniformes Adidas que lucirán ya en Manchester y durante toda la próxima temporada.

Desde la vuelta a la competición, el técnico ha ido repartiendo minutos en los once partidos de Liga disputados, los mismos que  han servido para certificar el título número 34 en el campeonato doméstico. Benzema ha sido el único en no ahorrar minutos y energía.

El día del regreso del fútbol Eden Hazard se dejó ver. Duró poco y eso que volvió a tope y con la moral  por las nubes. Un golpe el primer día y otro partidos después,  le dejaron fuera de juego, pero ahora sabe que tiene la oportunidad de demostrar a todos que su fichaje por el Real Madrid fue un acierto. Está con ganas y deseando firmar el partido que tanto necesita y que le pueda servir para poner fin a los rumores y a los comentarios.

Hazard, tal y como refleja la web Transfermarkt ha perdido valor respecto al que tenía años atrás o con el que llegó al Real Madrid. De los 125 millones de euros en los que estaba valorado cuando llegó al club blanco, ha pasado a los 80, 70 menos cuando en el verano de 2018 era la referencia del Chelsea.

Asensio ha ido perfilando forma. En el primer balón que tocó marcó y a partir de ese momento el respeto a lo que pudiera pasar, desapareció de su cabeza. Ahora llega su momento. Y es que el internacional español, mimado por Luis Enrique y por el propio Zidane, se marcó el partido ante el Manchester City como objetivo para estar a tope. Ha soñado con este partido y con ser decisivo.

El confinamiento y el parón en la competición  ayudó a que su regreso llegara de la mano de una mayor seguridad y confianza, once meses después de caer lesionado en un partido amistoso ante el Arsenal. Los recuperadores hablan de entre ocho y diez meses para acercarse al punto idóneo tras una operación como la que sufrió el mallorquín y el delantero los ha tenido. Ahora llega a tope a la cita y con las ganas de dar otro mordisco en Lisboa, en este caso a la Champions League.

De Benzema está todo dicho. Se ha convertido en la referencia y en la locomotora ofensiva del equipo blanco durante toda la temporada y ese rol tendrá ante el Manchester City. Nada ha cambiado para el francés, que sigue en la línea de ser el jugador más en forma junto al sancionado Ramos. No se entiende al actual Real Madrid sin el nueve y ahí estará en el Etihad, comandando el ataque blanco en ese primer objetivo: el de lograr al menos dos goles.

Source: marca.com

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar