DeportesSalud

Marcaje al coronavirus

El Madrid tiene al COVID bajo vigilancia exhaustiva. Los jugadores del equipo blanco van a pasar en los próximos días otros dos test de coronavirus antes de viajar a Mánchester para el desafío del partido de vuelta de octavos de la Champions contra el City. El primero de ellos, este mismo domingo; el segundo el martes, 72 horas antes del partido, que es en sí mismo otro test, este deportivo, para determinar si el Madrid acude a la ‘final a ocho’ en Lisboa.

Zidane ha concedido a sus jugadores el día libre este domingo, pero los futbolistas tendrán visita en su domicilio para pasar el test. El club volverá a aplicar el procedimiento que siguió el pasado lunes. Entonces, el día antes de regresar a los entrenamientos tras una semana de vacaciones, decidió realizar las pruebas a cada jugador en su casa. Con ello pretendían evitar que los miembros de la plantilla coincidieran en Valdebebas, con el riesgo que ello habría conllevado de que un hipotético positivo (como sucedió con Mariano) pudiera contagiar a uno o varios compañeros.

Escudo/Bandera Real Madrid

La salud de los jugadores estará férreamente monitorizada en los días previos al partido. El martes, a 72 horas para el encuentro contra el City, pasarán un nuevo test antes de viajar a Mánchester. Una rutina a la que la plantilla de Zidane ha estado habituada durante las 11 jornadas de la reanudación de LaLiga Santander, en las que han pasado controles antes y después de cada encuentro.

La cuarentena británica y las restricciones en Mánchester

La expedición que viaje a Inglaterra quedará encerrada en una burbuja. Los jugadores, técnicos y directivos del Madrid no tendrán que guardar la cuarentena que se les exige a los viajeros procedentes de España. La norma contempla una excepción con los deportistas de elite para que puedan desarrollarse las competiciones deportivas que se celebren en territorio británico, pero los movimientos de los expedicionarios blancos estarán limitados.

En un ámbito general, la situación epidemiológica de Mánchester y su área metropolitana obligó el jueves al Gobierno británico a endurecer las restricciones en las zonas. Los mancunianos no pueden reunirse en sus domicilios (tampoco en zonas exteriores como jardines) con personas diferentes de aquellas con las que conviven. Pubs y restaurantes permanecen abiertos, pero los clientes no pueden mezclarse con personas con las que no convivan.

Source: as.com

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar