España

Armengol defiende en una carta abierta dirigida a los turistas británicos que Baleares es un destino «seguro»

Palma de Mallorca Actualizado:01/08/2020 15:07h Guardar

La presidenta del Gobierno balear, la socialista Francina Armengol, ha escrito una carta abierta dirigida a los turistas británicos e implícitamente también al primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, en la que recalca que el Archipiélago es un destino «amable y seguro», que está «perfectamente preparado para garantizar la seguridad de turistas y residentes». Armengol también recuerda los lazos afectivos que unen a Baleares y a Gran Bretaña desde hace décadas. El escrito está redactado íntegramente en inglés y se inicia con la expresión «queridos amigos británicos».

La misiva fue publicada este viernes en el «Majorca Daily Bulletin», que se edita en la isla, una semana después de que Johnson hubiera decretado la obligatoriedad de cumplir una cuarentena de dos semanas para los viajeros procedentes de España. Esa medida ha supuesto un duro golpe para el sector turístico, en especial en Canarias y en Baleares. Ambas comunidades solicitaron quedar excluidas de la cuarentena y poner en marcha sendos corredores turísticos seguros con el Reino Unido, pero por el momento ambas peticiones no han sido atendidas. La puesta en marcha de la cuarentena ha supuesto para Baleares la cancelación de miles de reservas, así como también el cierre inmediato de algunos hoteles o la no apertura de otros en zonas como Magaluf y Palmanova, en el municipio mallorquín de Calviá.

Armengol inicia su escrito recordando que un «ilustre huésped británico» en Mallorca, el novelista y poeta Robert Graves, hizo caso a la recomendación de su amiga y escritora Gertrude Stein cuando le dijo una frase que ha pasado a los anales de la literatura ligada al turismo y al paisaje: «Mallorca es el paraíso, si lo puedes resistir». Tras esa introducción literaria, la mandataria isleña se centra en la actual situación de crisis, generada por la pandemia mundial del Covid-19. En ese contexto, afirma que «Baleares es un destino amable y seguro, perfectamente preparado para garantizar la seguridad de turistas y residentes». Así lo demostrarían «tanto los datos epidemiológicos como el conjunto de medidas que hemos puesto en marcha para garantizar la seguridad de todos y cada uno de los turistas que vengan a visitarnos».

Mensaje conciliador

«Es por eso que aprovecho la ocasión para trasladarle al gobierno del Reino Unido que compartimos el compromiso con la contención del virus, y para dejar claro que, en este sentido, las Islas Baleares, lejos de ser una amenaza, son un aliado, una tierra de la cual disfrutar con la tranquilidad que da saber que hemos puesto siempre la salud por encima de cualquier consideración», prosigue Armengol. Asimismo, recuerda que el pasado mes de junio el Govern puso en marcha un plan piloto con turistas provenientes de Alemania, «que nos permitió abrirnos a la actividad turística como destino seguro».

La presidenta hace luego referencia en su escrito a «los lazos» que, histórica y socialmente, han unido a la comunidad británica y a la balear. «Hay familias británicas que nos conocen desde hace generaciones. Parejas que se conocieron aquí hace décadas y ahora vuelven cada año con sus nietos. Ciudadanos que se quedaron a vivir entre nosotros. Enamorados de las islas que reparten sus vidas entre las Islas Británicas en las que nacieron y las Islas Baleares en las que pasan gran parte del año. Tenemos una historia compartida más allá del turismo», destaca. Armengol recuerda, además, que hay empadronados en Baleares unos 15.000 ciudadanos de origen británico.

«En estos momentos especialmente complicados para el mundo, las Islas Baleares reúnen todo lo que un viajero puede anhelar: absolutas garantías sanitarias, una naturaleza de belleza inigualable, unos establecimientos que han apostado inequívocamente por la calidad y unos servicios públicos que garantizan la seguridad en todo momento», prosigue la presidenta de la Comunidad, para añadir: «Hemos tenido que tomar algunas medidas impopulares, es cierto, como el cierre de los establecimientos dedicados al ocio nocturno. Pero lo hemos hecho con la convicción de que, si no eliminamos los riesgos y no garantizamos la seguridad sanitaria, difícilmente iremos a ninguna parte».

A modo de conclusión, Armengol agradece en su carta la «estima» mostrada hacia Baleares por los ciudadanos británicos y por las empresas que se dedican al sector turístico. «Trabajamos para que el Gobierno británico acepte establecer corredores seguros entre el Reino Unido y nuestras islas, conexiones en las que no se nos exija una cuarentena que los datos epidemiológicos de nuestras islas demuestran innecesaria», reitera. En sus palabras de despedida, se muestra convencida de que pronto será posible compartir la «magia» y la «riqueza» de «continuar estrechando los vínculos que nos conectan generación tras generación».

Ver los comentarios

Source: abc.es

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar