España

Bildu glorifica a ETA en plena negociación con el Gobierno

Madrid Actualizado:24/09/2020 02:03h Guardar

El Gobierno insiste en tratar a Bildu como un aliado más para aprobar los Presupuestos Generales del Estado pese a que los de Arnaldo Otegi se han instalado últimamente en sus posiciones más reaccionarias de apoyo a los terroristas de ETA. Tras la reunión con Pablo Iglesias la semana pasada, la portavoz de la coalición radical en el Congreso, Mertxe Aizpurua, fue recibida ayer por la vicepresidenta socialista, Carmen Calvo, quien continuó así el cortejo, emborronando su propia hemeroteca llena de frases rotundas (suyas y de Pedro Sánchez) asegurando que no pactarían «nada».

La normalización por parte del PSOE de la vieja Batasuna tiene lugar en plena campaña de exaltación a los presos de ETA. En esta última semana se han celebrado en Bilbao y Hernani dos homenajes públicos (patrocinados por Sortu) a dos etarras excarcelados sin que las autoridades hayan reaccionado. Con inusual desparpajo, el secretario general del partido de Otegi, Arkaitz Rodríguez, aseguró el lunes que los etarras «no son violadores ni pederastas», sino que son «supervivientes»de la política penitenciaria. Por ello, defendió, lejos de merecer un reproche social, «tienen el apoyo de una parte importante de la sociedad».

Covite exige a Sánchez que rompa la negociación: «Dar carta de normalidad a un partido político que se niega a condenar el terrorismo es inmoral»

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Denis Itxaso, censuró que la «idealización» del terrorismo genera «una sima insondable en la convivencia». Sin embargo, Calvo ignoró esta escalada verbal de glorificación del preso etarra y mantuvo su reunión con Bildu, que se crece porque sabe que sus votos pueden ser cruciales para Sánchez.

Ramón Jáuregui expresa su «discrepancia de fondo sobre los apoyos y la orientación política de la legislatura» y apoya al líder de Juventudes Socialistas que censuró los pactos con Bildu

El colectivo de víctimas del terrorismo Covite exigió al Gobierno que rompa la negociación de los Prespuestos con Bildu, como así pidió la AVT días atrás. «Dar carta de normalidad a un partido político que se niega a condenar el terrorismo es inmoral», señaló el grupo qe preside Consuelo Ordóñez. «Quien busca acuerdos en lo peor solo puede traer lo peor».

Aunque el viejo socialismo no termina de reaccionar, el exministro y exdirigente del PSE Ramón Jáuregui sí censuró ayer las maniobras del Gobierno con Bildu. En un artículo en el diario El Correo titulado «Extraños Presupuestos», expresó su «discrepancia de fondo sobre los apoyos y la orientación política» de la legislatura. Y en concreto criticó que se dé «protagonismo a quienes no lo merecen, como acertadamente señalaba el nuevo secretario de Juventudes Socialistas» del País Vasco.

Aludía al pronunciamiento del joven edil del PSE Víctor Trimiño, quien el domingo ante Idoia Mendia afirmó: «Ninguna necesidad aritmética justifica (…) blanquear a una fuerza política que sigue siendo incapaz de condenar más de 850 asesinatos y que sigue ensalzando a los terroristas que los cometieron». Su grito quedó ahogado: el PSE lo atribuyó a su inexperiencia. «Fue un desliz», dijeron a ABC.

Ver los comentarios

Source: abc.es

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar