España

Educación aplaza la toma de decisiones sobre el curso escolar

Santiago Actualizado:15/04/2020 21:09h Guardar

El sector educativo gallego se queda como estaba tras la esperada reunión de la conferencia sectorial entre el Ministerio y las respectivas consejerías autonómicas del ramo. Y parece que será mañana cuando la maraña empiece a desenredarse. Por lo pronto, Educación y las Comunidades acordaron que el curso «no está finalizado», según explicó la conselleira Carmen Pomar, «el calendario sigue como estaba previsto y el tercer trimestre remata en junio», por lo que las clases no se prorrogarán en modo alguno en julio, como en algún momento se especuló.

Pero a partir de aquí, la indefinición. Porque el documento que el Ministerio remitió a las Autonomías antes de la reunión telemática dejaba todo abierto o, mejor dicho, al albur de lo que cada territorio tuviera a bien decidir. Y eso abarca desde si puede haber nuevos contenidos tras una hipotética reanudación de las clases a qué criterios aplicar para las evaluaciones, o cómo se va a promocionar al alumnado, principalmente el que se titula, ya sea de Secundaria, Bachillerato o FP. Educación manda la pelota al tejado de las Comunidades y los centros educativos, a pesar de que Galicia pidió al Ministerio que ejerza sus competencias y establezca un criterio, uno al menos, para estos asuntos que evite «desigualdades territoriales» incluso dentro de cada autonomía.

Mientras llega (o no) la decisión del departamento de Isabel Celaá, la conselleira avanzó que mañana la Xunta elaborará unas instrucciones provisionales a la espera de la Orden Ministerial que unifique la doctrina. Sobre qué contendrán estas instrucciones —por ejemplo, cómo evaluar el tercer trimestre— se sabe solo lo que ha venido esbozando Pomar estos días.

Ayer la conselleira volvió a mostrarse favorable a un retorno a las aulas de manera escalonada, siempre que la situación sanitaria lo permita, y en principio para actividades de refuerzo o recuperación de contenidos ya impartidos antes del estado de alarma. Pomar, no obstante, no cerró la puerta a que «en algún momento se puede ampliar algún tipo de contenido con temas añadidos», pero aseveró que «nunca serían objeto de evaluación». «Ningún alumno se va a sentir perjudicado por esta situación excepcional», manifestó tras participar en la conferencia, señalando que quiere «ransmitir un mensaje de serenidad para la comunidad educativa».

Por la tarde, Carmen Pomar participó en la sectorial de Universidades, coordinada por el ministro Manuel Castells. En ella reclamó una aclaración sobre la política de becas y los precios de matrícula, después de que Castells hablara de un precio máximo por crédito. Por último, reprochó que el Ministerio anunciara hace semanas una guía docente para afrontar la situación de las universidades en el actual contexto y hasta el momento no haya avanzado nada. «Llega tarde», lamentó Pomar.

Source: abc.es

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar