España

El juez procesa a la etarra Itxaso Zaldua por el asesinato de Manuel Giménez Abad y ordena su prisión incondicional

Terrorismo


Causas abiertas

Actualizado
Miércoles,
22
julio
2020

18:28

Santiago Pedraz indica que la identificación fotográfica del hijo del fallecido ha sido la pieza clave para responsabilizarla del atentado

Fotografía policial de la etarra procesada Miren Zaldua.

Fotografía policial de la etarra procesada Miren Zaldua.
EL MUNDO

«Durante su huida, en un determinado momento Ata se cruzó con una mujer ‘bajita, de mofletes rollizos, ojos negros’ que vestía de color oscuro y con gorro tipo «bombín» y abrigo largo a pesar del mes de mayo, que daba seguridad a cierta distancia al autor de los disparos; a la que entregó un objeto que no puede precisarse; huyendo ambos en direcciones opuestas: Ata a la carrera y la mujer con paso ligero».

Diecinueve años después de que tuviera lugar esa escena en el centro de Zaragoza, el juez ha procesado a la etarra Miren Zaldua por ser esa mujer bajita, de mofletes rollizos y ojos negros que junto al etarra Mikel Carrera Sarobe participó en el asesinato del presidente del PP de AragónManuel Giménez Abad cuando se dirigía a La Romareda con su hijo a ver un partido de fútbol.

Zaldua, alias Sahatsa y que ya cumplió condena en Francia por terrorismo, fue detenida este martes. Este miércoles ha pasado por la Audiencia Nacional, de la que a petición de la Fiscalía ha salido en dirección a prisión y con el auto de procesamiento por asesinato terrorista.

El juez Santiago Pedraz explica en su auto que el elemento definitivo para actuar contra la etarra fue la identificación que hizo de ella Borja, que ese día acompañaba a su padre y que es fruto de las investigaciones de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional. El reconocimiento de la fotografía de la etarra se hizo primero ante la policía y se ratificó hace dos semanas ante el propio juez.

Una foto e informes sobre el comando

Pedraz explica en el auto de procesamiento que en el momento del atentado las Fuerzas de Seguridad desconocían que Zaldua formara parte del comando Basajaun, por lo que su fotografía no fue mostrada a los testigos de los hechos. Tampoco la imagen mostrada al hijo se ha divulgado nunca en los medios de comunicación, lo que refuerza el valor de la identificación.

Al reconocimiento de la etarra se suman informes recientes de la Guardia Civil sobre la «estructura, componentes y atentados» atribuidos al comando en esa época, que refuerza la tesis de la participación de la detenida. Para esos informes se ha empleado la ingente información sobre ETA que Francia entregó a España.

La etarra fue detenida en Francia en 2006 y cumplió condena en ese país por terrorismo. En 2017, cuando extinguió su condena, fue expulsada a España. Esa prisión en Francia impide que pueda ser condenada otra vez por pertenencia a ETA, pero no que afronte una nueva condena por el asesinato de Giménez Abad en 2001.

Será un tribunal de la Audiencia el que, tras el juicio, determine el alcance de la identificación como prueba de cargo y la de los informes de la Guardia Civil como corroboración suficiente. Hasta entonces, Zaldua aguardará en prisión.

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

Source: elmundo.es

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar