España

Nuevo aval a la actuación policial en la tragedia del Tarajal

Madrid Actualizado:29/07/2020 04:36h Guardar

«No hay prueba indiciaria que contradiga la afirmación de que la actuación policial se ajustó a los principios básicos exigibles para estas intervenciones (…) Fue adecuada y proporcional a las circunstancias del caso». Así lo asegura la Audiencia de Cádiz en un auto en el que avala la decisión del Juzgado de Instrucción número 6 de Ceuta de archivar el procedimiento abierto contra 16 guardias civiles por la muerte de 15 inmigrantes ahogados en el Tarajal cuando trataban de alcanzar la costa española. Los magistrados desestiman así los recursos de apelación presentados por varias asociaciones de derechos humanos y organizaciones no gubernamentales contra el archivo del caso el pasado mes de octubre. Los agentes, que repelieron con pelotas de goma el asalto de las dos centenares de personas que provenían de Marruecos, estuvieron a punto de sentarse en el banquillo por estos hechos.

En un auto al que ha tuvo acceso ABC, la Audiencia de Cádiz señala que no hay prueba alguna de que los guardias civiles fueran conscientes de que alguno de los inmigrantes se estuviera «ahogando o en peligro» y que de hecho tanto los agentes como Salvamento Marítimo mostraron una actitud de colaboración con los marroquíes, a los que se auxilió antes de devolver a su país. No fue igual la actitud de los inmigrantes, dicen los jueces, que quizá por la «frustración» que les produjo no poder conseguir su objetivo, una vez en suelo marroquí lanzaron «pedradas» contra los guardias civiles.

La Sala admite un matiz de «cierta anormalidad» en la intervención de la Guardia Civil (por no ser práctica habitual la utilización de pelotas de goma en el mar), pero la atribuye al «carácter sorpresivo» e «inusual modus operandi» elegido por los inmigrantes para su «ilegal irrupción» (dos centenares intentaron entrar a nado).

Así, explica que en este caso «las fuerzas del orden españolas, en principio preparadas como en otras ocasiones para repeler un asalto por tierra de la valla fronteriza», se vieron sorprendidas por esta forma de incursión no habitual y se vieron «obligadas a reaccionar improvisando sobre la marcha con los medios de que disponían en ese momento». A la vez, niega que se tratara de una «actuación irreflexiva», pues los agentes actuaron «de forma organizada con unas directrices muy concretas encaminadas en un primer momento a la contención y posteriormente a la canalización de los inmigrantes, mediante un uso adecuado de tales medios antidisturbios destinados oficialmente para el control de masas».

Defender la frontera

Añade que «no hay indicios» de que los disparos de salva, pelotas de goma y botes de humo «se encaminaran a menoscabar la integridad física de los nadadores que habían logrado atravesar la línea fronteriza». Su deber era, señala, defender la frontera mitigando al mismo tiempo en lo posible el peligro en el que los inmigrantes estaban inmersos, intentando que no pasaran y que regresaran a la playa marroquí, muy cercana a la punta del espigón que intentaban rodear. «Otra cosa es que en dicha zona se produjera un colapso propiciado por el comportamiento de quienes no desistieron de su propósito, incrementado dicho peligro con sus lamentables consecuencias».

El auto de la Audeincia de Cádiz defiende también el carácter «progresivo» de la intervención policial: comenzaron intercalando disparos de salva con los de bolas de goma, y más tarde lanzaron «algún bote de humo». Esto «pone en evidencia su proporcionalidad y flexibilidad por hechos irrefutables como son que, a pesar de su finalidad, no consiguieran establecer una barrera infranqueable, dado que hubo 23 inmigrantes que lograron pasar, y que ninguno de estos sufriera lesión alguna, como pudo comprobarse tras arribar a la playa o ser recogidos por las embarcaciones de salvamento, sin olvidarnos de que tres de los inmigrantes que pasaron lo hicieron por tierra y fueron rescatados en unas cavidades rocosas de la escollera». El pasado octubre la titular del juzgado de instrucción número 6 de Ceuta archivó la causa contra los agentes, acusados de homicidio por imprudencia grave y denegación de auxilio por la muerte de los inmigrantes en el mar.

Source: abc.es

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar