España

Pedro Sánchez defiende a la Casa del Rey: “Aquí no se juzga a instituciones, se juzga a personas”

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido este martes a la Casa del Rey y su decisión de “alejarse” de la figura de Juan Carlos I. “Aquí no se están juzgando instituciones, se está juzgando a personas y el rey emérito ha dejado claro que está a disposición de la Justicia”, ha remarcado Sánchez, que ha insistido en que Felipe VI está tomando medidas de transparencia y ejemplaridad que todos los españoles deben valorar. Para dejar clara la posición del Gobierno, Sánchez ha repetido en varias ocasiones que su partido defiende la vigencia “del pacto constitucional”. “Siempre he defendido que para que haya una democracia fuerte, sus instituciones tienen que ser vigorosas y las decisiones del Rey van en esa dirección”

Todo lo relacionado con la salida de España del rey emérito, anunciado por este a través de un comunicado, lo ha hecho la Casa del Rey. Y todo recibe el aplauso del presidente del Gobierno. En su comparecencia en La Moncloa pasadas las tres de la tarde, Sánchez no ha querido reconocer, ni ha informado por tanto, su intervención y la de la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, en la preparación de la salida del país de Juan Carlos I. El presidente ha frustrado las expectativas de información sobre el paradero del rey emérito. “No lo sé”, ha respondido la primera vez. Tras la oleada de preguntas en el mismo sentido, incluida una sobre si es que no le importaba dónde pudiera estar el padre del Rey, ha esgrimido su deber de confidencialidad del contenido de las reuniones que mantiene con Felipe VI.

No era su misión dar detalles sobre la salida del rey emérito, sino hacer una declaración de principios en defensa de la monarquía constitucional. “El Gobierno considera completamente vigente el pacto constitucional y en el pacto entró la monarquía constitucional”. “Aquí no se están juzgando instituciones, se está juzgando a personas y el rey emérito ha dejado claro que está a disposición de la Justicia”, ha señalado Sánchez para eludir las preguntas de dónde está Juan Carlos I. “Felipe VI está tomando medidas de transparencia y ejemplaridad que todos los españoles deben valorar”, ha señalado. En situación de crisis sanitaria y económica se necesitan instituciones fuertes y en ese contexto ha situado Sánchez la defensa de la monarquía. “Siempre he defendido que para que haya una democracia fuerte, sus instituciones tienen que ser vigorosas y las decisiones del Rey van en esa dirección”.

Esta jornada era la prevista para que Sánchez diera cuenta del balance de sus siete meses de Gobierno de coalición, pero se ha juntado el tema real y los enfrentamientos con Unidas Podemos. No solo las divergencias se han producido en las formas, sino también el fondo. Tanto la ministra de Igualdad, Irene Montero, como el vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias, han criticado duramente la decisión del anterior jefe de Estado. “Todo el mundo interpreta que tiene que ver con intentar eludir la acción de la justicia”, ha apuntado Montero. Unas declaraciones que chocan con lo defendido por La Moncloa, que ha alabado la conducta de Felipe VI y manifestado su respeto por la decisión de Juan Carlos I. “Somos un Gobierno de coalición con un programa claro, pero tenemos divergencias”, ha asegurado Sánchez. Abrir el modelo de Estado no entra en los acuerdos de gobierno escritos y firmados entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, argumenta el primero.

Este lunes Juan Carlos I anunció que se había marchado de España. El rey emérito comunicó a su hijo, Felipe VI, su “meditada decisión” de trasladarse al extranjero ante la “repercusión pública” de las noticias sobre sus cuentas en paraísos fiscales y “para contribuir” a que el jefe del Estado pueda desarrollar su función “desde la tranquilidad y el sosiego” que el cargo requiere, según la carta que difundió la Casa del Rey. No pasará mucho tiempo antes de que La Zarzuela ofrezca datos de los pasos siguientes sobre el futuro de Juan Carlos de Borbón. Todo está hablado con Sánchez, reconocen sin dar detalles fuentes conocedoras de la preparación de la salida del anterior monarca.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido este martes a la Casa del Rey y las decisiones que ha tomado de “alejarse” de la figura del rey emérito. “Aquí no se están juzgando instituciones, se está juzgando a personas y el rey emérito ha dejado claro que está a disposición de la Justicia”, ha remarcado Sánchez, que ha insistido en que Felipe VI está tomando medidas de transparencia y ejemplaridad que todos los españoles deben valorar. Para dejar clara la posición del Gobierno Sánchez ha repetido en varias ocasiones que su partido defiende la vigencia “del pacto constitucional”. “Siempre he defendido que para que haya una democracia fuerte, sus instituciones tienen que ser vigorosas y las decisiones del Rey van en esa dirección”

La decisión del rey emérito ha causado una crisis dentro del propio Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos. Este martes la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha asegurado que su partido desconoce si ha habido una negociación de La Moncloa con la Casa Real en relación con el traslado del rey emérito Juan Carlos fuera de España y ha señalado que esta decisión “no la ha tomado” el Gobierno de coalición: “Puede ser que haya sido el PSOE desde Moncloa”. El presidente ha respondido a estas acusaciones, pero no ha querido aclarar por qué no había informado a su socio de coalición. “Los despachos que mantengo con el jefe del Estado tienen un ámbito de confidencialidad que yo por lo menos voy a respetar”, ha asegurado tras insistir en que no sabe dónde se encuentra el rey emérito.

No solo las divergencias se han producido en las formas sino también el fondo. Tanto la propia Montero como el líder de Podemos, Pablo Iglesias, han criticado duramente la decisión del anterior jefe de Estado. “Todo el mundo interpreta que tiene que ver con intentar eludir la acción de la justicia”, ha apuntado Irene Montero. Unas declaraciones que chocan con lo dicho por La Moncloa tras conocerse la noticia cuando alabó la conducta del actual Rey y aseguró que respetaba la decisión de Juan Carlos I. “Somos un Gobierno de coalición con un programa claro pero tenemos divergencias”, ha asegurado Sánchez.

Este lunes Juan Carlos I anunció que se marchaba de España. El rey emérito comunicó a su hijo, Felipe VI, su “meditada decisión” de trasladarse al extranjero ante la “repercusión pública” de las noticias sobre sus cuentas en paraísos fiscales y “para contribuir” a que el jefe del Estado pueda desarrollar su función “desde la tranquilidad y el sosiego” que el cargo requiere, según la carta que difundió la Casa del Rey.

Source: elpais.com

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar