Internacional

El abrazo de Mujica y Sanguinetti, dos expresidentes rivales en Uruguay elogiados por su gesto ejemplar

  • Veronica Smink
  • BBC News Mundo, Cono Sur

23 minutos

El abrazo de despedida entre dos rivales históricos: el expresidente conservador Julio María Sanguinetti y el exmandatario socialista José "Pepe" Mujica.

En un mundo cada vez más polarizado políticamente, un gesto entre dos de las mayores figuras políticas de Uruguay, de partidos rivales, está siendo elogiado por su mensaje de civilidad y unidad democrática.

Este martes, los expresidentes uruguayos José «Pepe» Mujica y Julio María Sanguinetti renunciaron a sus bancas en el Senado, durante una ceremonia conjunta que estuvo llena de momentos emotivos y que incluyó un abrazo entre los históricos rivales.

Los dos exmandatarios habían sido electos senadores hace apenas un año, pero la pandemia de coronavirus los llevó a decidir dejar sus cargos por el alto riesgo que implica la tarea, debido a su edad.

El socialista Mujica, de 85 años, quien presidió Uruguay entre 2010 y 2015 con el Frente Amplio, anunció su retiro de la política.

En tanto el conservador Sanguinetti, de 84, quien gobernó el país tras el regreso de la democracia, entre 1985 y 1990, y nuevamente cinco años después, dijo que se enfocará en su rol como líder del tradicional Partido Colorado, hoy nuevamente en el poder.

Ambos realizaron discursos de despedida y se elogiaron mutuamente.

Mujica definió a Sanguinetti como «un viejo luchador, importante, que representa una parte de la opinión pública de este país».

En tanto, el líder Colorado resaltó la importancia de la despedida conjunta, diciendo que representaba «una hora de conciliación, una de hora de reafirmación democrática».

Julio María Sanguinetti (arriba) y José "Pepe" Mujica durante su sesión de despedida en el Senado

Sanguinetti también recitó una estrofa del poema «Himno entre ruinas», del mexicano Octavio Paz, para referirse a su relación con Mujica, después de haber estado «tan enfrentados» en sus largas carreras.

«La inteligencia al fin encarna, / se reconcilian las dos mitades enemigas / y la conciencia-espejo se licúa, / vuelve a ser rúente, manantial de fábulas: / Hombre, árbol de imágenes, / palabras que son flores que son frutos que son actos».

Un gran ejemplo

Muchos analistas resaltaron que la ceremonia conjunta de despedida, que recibió el aplauso de todo el arco político local, demuestra por qué Uruguay es considerado uno de los países con mayor estabilidad y madurez democrática de la región.

Los observadores también resaltaron el contraste entre lo ocurrido en el país sudamericano y las rivalidades políticas cada vez más encarnizadas en muchas partes del mundo.

Uno de los ejemplos más citados es el de Estados Unidos, donde la rivalidad entre el presidente republicano Donald Trump y su principal oponente en las elecciones del próximo 3 de noviembre, el demócrata Joe Biden, ha alcanzado niveles de agresión sin precedentes en la historia de ese país.

Tal es la aversión entre los candidatos que la Comisión de Debates Presidenciales de EE.UU. anunció esta semana que silenciará los micrófonos de ambos políticos cuando no estén respondiendo preguntas durante su debate final del jueves, para evitar las interrupciones que perturbaron su último encuentro.

También el gesto de Mujica de dejar la política está siendo elogiado por muchos.

José "Pepe" Mujica de espaldas, deja el Senado tras su renuncia

La despedida de Mujica

Fiel a su costumbre, el líder de izquierda uruguayo, elogiado en muchas partes del mundo por su vida austera y su sencillez, explicó sin vueltas los motivos de su despedida.

«Me está echando la pandemia. Ser senador significa hablar con gente y andar para todos lados. El partido no se juega en los despachos y estoy amenazado por todos lados, por doble circunstancia: por vejez y por enfermedad inmunológica crónica», afirmó durante su discurso.

«Me encanta la política, pero más me encanta no morirme», bromeó.

«Hay un tiempo para llegar y un tiempo para irse en la vida», dijo también el exmandatario, famoso por sus aforismos.

Sobre los rumores de posibles sucesores, señaló: «En política no hay sucesión, hay causas. Todos pasamos, algunas causas sobreviven y se tienen que transformar y lo único permanente es el cambio».

«La biología impone cambios, pero también tiene que haber una actitud de dar oportunidad a nuevas generaciones«, agregó.

Mujica también dejó un mensaje para esas nuevas generaciones.

«He pasado de todo, pero no le tengo odio a nadie y le quiero transmitir a los jóvenes que triunfar en la vida no es ganar sino levantarse cada vez que uno cae«.

Línea.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Source: bbc.com

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar