Tecnología

12 inventos (desde la rueda hasta la inteligencia artificial) que han cambiado la humanidad

Somos una amalgama de genes, conocimiento, cultura y religión, que han influido en nuestro linaje durante miles, docenas de miles de años. Una cosa está ligada a la otra, y la historia de la humanidad no podría explicarse sin la evolución física, las religiones, la política, o la ciencia.

Somos distintos a nuestros antepasados que vivieron en el siglo XIX, o en la Prehistoria, porque hemos evolucionado en diferentes sentidos. Pero, ¿qué es lo que provoca los grandes cambios de la humanidad? Un rey conquistador, una pandemia, una nueva religión, pueden cambiar el destino de cientos de millones de personas. Pero, objetivamente, los cambios evolutivos más importantes han llegado de la mano de la tecnología. Porque la rueda, el fuego o la agricultura, son básicamente tecnología aplicada.

¿Cuáles son los inventos que cambiaron la humanidad? Hay docenas, así que nos hemos centrado en los 12 que consideramos más importantes.

Unas veces por culpa de la casualidad, y otras por simple inspiración o cabezonería, muchos inventos tecnológicos han acabado usándose para cosas muy diferentes a su propósito original.

Todos ellos supusieron una autentica ruptura con el modo de vida que se había mantenido hasta ese momento. Y fueron cambios que afectaron a toda la humanidad en su conjunto, no solo a unos pocos países.

A veces, estos nuevos inventos tardaron años, incluso décadas en convertirse en universales. En otras ocasiones su impacto fue inmediato. Todos ellos nos cambiaron la vida. Afortunadamente, casi siempre para bien… 

El análisis por apartados

  1. La rueda
  2. La escritura
  3. El clavo
  4. El dinero
  5. El reloj
  6. La electricidad
  7. El automóvil y el avión
  8. El teléfono y la radio
  9. Los antibióticos
  10. El circuito integrado(microchip)
  11. Internet
  12. La inteligencia artificial

La rueda

A nosotros nos parece un invento simple y obvio, quizá porque llevamos usándolo a diario miles de años. Pero la rueda no se inventó hasta el año 5.000 antes de Cristo en Mesopotamia. Durante miles de años la humanidad fue capaz de sobrevivir sin ella, pero cuando comenzó a usar carros tirados por animales, revolucionó el transporte de carga y de personas.

Quizá te sorprenda descubrir que el primer uso de la rueda no fue en el transporte, sino en la alfarería. Se inventó para ayudar a los alfareros a crear los primeros cuencos y vasijas. Posteriormente se le fueron encontrando otros usos.

La rueda ha sido vital en el desarrollo de la humanidad. Aceleró el comercio, las migraciones, la construcción, el transporte, y otras muchas facetas de nuestra vida.

La escritura

Durante miles de años, la humanidad se comunicó mediante el lenguaje oral. Y no parecía necesitar nada más. Si habia que representar algo se usaban dibujos, pinturas, o símbolos.

Pero a medida que nuestro cerebro fue evolucionando, el lenguaje oral se hizo más complejo. Se contaban cuentos, se narraban historias, pero muchas se perdían, o cambiaban por completo cuando se transmitían de padres a hijos. Crecía la necesidad de encontrar la forma de que las palabras no se las lleve el viento…

Aún así, los expertos creen que el origen de la escritura está en el comercio y los negocios. Cuando las tribus comenzaron a relacionarse con otras, y a comerciar, surgió la necesidad de conservar en algún sitio los intercambios, los acuerdos, los nombres de los proveedores, de los clientes…

Os mostramos las mejores impresoras baratas que podéis comprar en 2019, una serie de modelos que combinan calidad y buen precio. Son dispositivos que, aunque parezcan del pasado, aún tienen un hueco en muchos hogares.

La escritura se desarrolló en diferentes sitios al mismo tiempo: en Egipto, Mesopotamia, o China, hace unos 7.000 años. Y su impacto fue enorme.

No solo tenía una utilidad práctica. También se uso para plasmar esos cuentos, esas historias orales, que ya no se perdieron en el tiempo ni modificaron su sentido original por el boca a boca.

Al escribir el lenguaje pasa a ser pensado, razonado e incluso adornado, una actividad que influyó en la evolución de nuestro cerebro, y del propio lenguaje. Facilitó la transmisión del conocimiento, especialmente tras la invención de la imprenta, en el siglo XV.

El clavo

No suele aparecer en este tipo de listas, pero muchos historiadores defiende que el clavo ha sido un elemento esencial en el desarrollo de la civilización.

Ya lo utilizaban los antiguos egipcios hace 5.000 años. Antes que él las maderas se unían haciendo cortes y encajando unas con otras, pero era un proceso lento y esa unión es débil y no ejerce demasiada fuerza, así que no era sencillo construir o crear objetos con madera.

La invención del clavo suposo un importante avance en la construcción de casas y objetos de madera, desde sillas y mesas a carros de carga, graneros, y estructuras que facilitaron los asentamientos y el avance de la civilización.

El dinero

Antes de la invención del dinero, la economía se basada en el trueque: el intercambio de bienes o servicios. Pero era una economía de subsistencia porque si cultivabas tierras o criabas ganado solo podías mantener una cantidad limitada. Y muchos de los productos de intercambio eran perecederos.

Cuando se comenzaron a valorar los metales preciosos, como el oro o la plata, se incluyeron en los trueques. Los gobiernos se dieron cuenta de que eran muy prácticos y manejables para comerciar, así que comenzaron a acuñar monedas de oro, plata y otros metales, certificando que tenían cierto valor, poniendo su sello o su cara en la monedas. Los lidios un pueblo que vivía en lo que hoy es Turquía, fueron los primeros en acuñar monedas, sobre el siglo VII antes de Cristo.

En el mundo existen cerca de 20 compañías privadas que tienen más de mil años de antigüedad. ¿A qué se dedican? ¿Cómo han podido mantenerse tanto tiempo?

La aparición del dinero cambió por completo la sociedad. Se potenció el comercio, nacieron nuevas profesiones que no estaban basadas en el intercambio, aparecieron las clases sociales en función del dinero que tenías, e incluso se utilizó como identidad de país.

El reloj

Prácticamente desde la Prehistoria, el ser humano ha intentado medir el tiempo. Se han encontrado calendarios lunares con 8.000 años de antigüedad, en Escocia.

Fueron los egipcios, hace 5.000 años, los que dividieron el día en 24 horas. Ellos ya utilizaban relojes de sol. Pero hasta el siglo XVI los relojes no fueron lo suficiente precisos como para medir los minutos y los segundos

Usamos múltiplos de 60 (1 hora son 60 minutos y 1 minuto, 60 segundos) debido a los sumerios y babilonios, que contaban en base 60, usando las 3 falanges de cada dedo. Tienes una explicación más detallada en esta tarjeta:

¿Por qué el año empieza el 1 de enero? ¿Por qué tiene 365 días? ¿Sabías que en 1582 desaparecieron 10 días? Descubre algunas curiosidades del calendario gregoriano.

Antes de la existencia del reloj, se aprovechaba mucho menos el tiempo. La gente quedaba para sus citas o para los negocios en ciertos momentos marcados del día, como cuando sale el sol o cuando el sol está sobre la iglesia. Pero no podían hacer tareas o programar los días con precisión.

El reloj, en cierto modo, nos hizo más productivos. Ordenó nuestra vida, pero también nos convirtió en sus esclavos.

La electricidad

Pocos inventos de la humanidad han cambiado tan drásticamente nuestro modo de vida como la electricidad. Antes de ella todo era oscuridad, tanto en sentido literal como en el figurado.

La sociedad moderna depende por completo de la electricidad, y no podemos imaginarnos la vida sin ella. Pero es un invento relativamente moderno porque aunque comenzó a investigarse en el siglo XVII, no se entendió del todo ni tuvo una aplicación práctica, hasta el siglo XIX.

No existe un inventor de la electricidad. Docenas de científicos de todo el mundo, desde William Gilbert a Volta, Coulomb, o Thomas Edison, aportaron diferentes estudios que tuvo su primera aplicación práctica a nivel mundial en el telégrafo de Samuel Morse, en 1833.

Esta bombilla LED tiene una vida útil de 25.000 horas y garantía de 3 años. Color blanco neutro 4000K, y un brillo de 806 lúmenes. Solo consume 8W, equivalente a una bombilla estándar de 60W. Eficiencia energética: A+

La electricidad tiene tanta influencia en nuestra vida, que casi es más sencillo describir en dónde no está presente. Al primer gran logro, el alumbrado, que alargó nuestra actividad diaria, le siguió su aportación en las telecomunicaciones con el teléfono y la radio, motores eléctricos, refrigeración, teléfonos, móviles, máquinas, y prácticamente toda la tecnología que utilizamos.

El automóvil y el avión

Para ser justos, antes que los medios de transporte convencionales la máquina de vapor dió lugar a los primeros trenes y barcos que revolucionaron el transporte, y de hecho precipitó la Revolución industrial, en el siglo XVIII.

Pero otros medios de transporte más avanzados, como el coche y el avión, han dejado una huella más profunda en la sociedad moderna, aunque solo sea porque nos toca más de cerca.

Ambos ingenios comenzaron a generalizarse a finales del siglo XIX, y siglo y medio después aún siguen siendo vitales en nuestras vidas.

El Ford Kuga Hybrid llega al mercado como una alternativa híbrida enchufable. Hemos probado a fondo su tecnología para la Zona Motor de ComputerHoy.com.

El coche, como medio de transporte individual, cambió la sociedad desde todos los puntos de vista: laboral, social, y de ocio. Actividades que durante siglos se habían llevado a cabo en contextos locales o provinciales, porque se tardaba días o semanas en viajar de una ciudad a otra, se extendieron a nivel nacional.

Los ciudadanos podían planificar mejor el día y tener más tiempo libre porque no tenían que coger el tren o el autobús para volver del trabajo o ir a comprar, y aumentó el número de actividades que un trabajador, o una familia, podía llevar a cabo.

El avión suposo una extensión de todo esto, pero amplificada a nivel mundial. Puso en marcha globalización, y terminó con el aislamiento debido a la distancia. 

El teléfono y la radio

Estamos haciendo un poco de trampa, agrupando varios inventos relacionados en algunos de los apartados. Pero hay tantos que han resultado vitales para la humanidad, que es imposible dejarlos fuera.

Tanto el teléfono como la radio utilizan las ondas electromagnéticas para enviar información. Y ambos inventos han sido vitales para dar forma a la sociedad moderna.

Como ocurrió con la electricidad, no existe un inventor de la radio. Muchos investigadores, desde Heinrich Hertz pasando por Nikola Tesla o el italiano Marconi, que llevó a cabo la primera transmisión de radio transoceánica, contribuyeron a su invención.

Las primeras cadenas de radio comenzaron a trasmitir alrededor de 1920, rompiendo con el aislamiento informativo del planeta. De repente cualquier ciudadano, aunque viviese aislado en el campo y no supiese leer o escribir, podía conocer lo que ocurría en el mundo, e incluso aprender y culturizarse.

Realme es una marca que está pegando muy fuerte en 2020 con modelos muy bien equipados y por un precio casi ridículo. ¿Quieres comprar un móvil suyo? Estas son las opciones que tienes para comprarlo.

De forma similar el teléfono, inventado por Antonio Meucci en 1854, cambió para siempre la forma de comunicarse a nivel personal. Antes de él cualquier comunicación debía hacerse en persona, a través de un mensajero, o por carta, así que un simple intercambio de opiniones podía alargarse semanas.

El telégrafo recortó los plazos… para quien pudiera pagarlo, y solo entre ciudades importantes. La llegada del teléfono, aunque tardó décadas en popularizarse, posibilitó una comunicación instantánea, incluso a miles de kilómetros de distancia. Revolucionó los negocios, las relaciones personales, la política, y prácticamente todas las facetas de nuestra vida.

Los antibióticos

La esperanza de vida de los europeos en la Edad Media era de 44 años, según algunos estudios. En 1955, la esperanza de vida a nivel mundial rondaba los 46 años. Apenas un par de años más en casi mil años. Sin embargo, en 2010, menos de 50 años después, aumentó a los 68 años. La esperanza de vida en España en 2019, una de las más altas del mundo, está en llos 83 años.

Este increíble avance en los últimos 70 años se debe a muchos factores, desde la alimentación a la mayor higiene o el descenso en el número de guerras. Pero una parte importante se lo debemos a los antibióticos.

La revolución tecnológica ha cambiado el mundo para siempre y, en los próximos años, cambiará de un modo radical nuestra forma de entender y relacionarnos con la medicina.

Durante milenios los médicos han utilizado antibióticos naturales, pero con un uso muy limitado. Con el descubrimiento de la penicilina, por casualidad, en 1928, la medicina cambió para siempre. Los antibióticos artificiales han sido vitales para combatir las bacterías, salvando millones de vidas.

Vivir más años y con menos problemas de salud, al menos a nivel cotidiano, es uno de los grandes logros de la humanidad. Hasta hace poco más de 50 años, cualquier bactería común podía matarte. Algo que, afortunadamente, hoy es más difícil gracias a los antibióticos.

El circuito integrado (microchip)

Antes de los circuitos integrados o microchips, los ordenadores ocupaban una sala entera y costaban docenas de miles de euros. Solo estaban al alcance de grandes empresas e instituciones públicas.

La invención del microchip por Jack S. Kilby, que lo patentó en 1958, lo cambió todo. Un microchip es una pequeña superficie de material semiconductor, casi siempre silicio, que contiene circuitos electrónicos, y está protegida por una cápsula de plástico o cerámica.

El microchip permitió agrupar miles de circuitos electrónicos en apenas unos centímetros de tamaño, reduciendo considerablemente el tamaño de los ordenadores, que al fin cabían en una mesa. También abarató mucho su coste, poniéndolos al alcance de la gente de la calle.

Procesador con 32 núcleos que brindan la increíble cantidad de 64 subprocesos de potencia de procesamiento múltiple simultánea. Cuenta con 144 MB de caché combinada.

El microchip dió lugar a la informática doméstica, y permitió que los ordenadores llegasen a todo el mundo. Su imparable reducción de tamaño posibilitó la aparación de los teléfonos móviles y los dispositivos electrónicos en miniatura, como los wearables.

Internet

Hemos visto inventos que han cambiado el mundo, pero pocos lo han hecho tan rápido como Internet.

Aunque comenzó a desarrollarse en los años 60 del siglo XX, hasta los años 90 no llegó a la gente de la calle. En apeñas 30 años, ha revolucionado nuestro modo de vida. Tenemos acceso a toda la información del planeta al instante, y en cualquier lugar.

Este pack de tres nodos para WiFi Mesh promete crear una única red WiFi continua y sin fisuras que cubra hasta 300 metros cuadrados, ideal para grandes espacios.

Podemos comunicarnos con cualquier habitante del planeta incluso a través de vídeo, y a su alrededor han surgido docenas de profesiones que no existían. Cargándose otras por el camino, todo hay que decirlo.

Hoy nos comunicamos, trabajamos, estudiamos, jugamos y nos divertimos por Internet. Como ocurre con la electricidad, no podemos imaginar la vida sin la gran Red.

Inteligencia artificial

Apenas hemos comenzado a tener contacto con ella. Pero, sin que nos demos cuenta, ya está en todos los sitios. La Inteligencia Artificial está en los buscadores, los asistentes virtuales, los contestadores telefónicos, en las fotos que hacemos, las cámaras de seguridad, y miles de sitios más.

Y esto solo acaba de empezar.

Gracias a su capacidad de aprender por su cuenta y de calcular infinitamente más rápido que nosotros, la IA ya se está aplicando a todo tipo de tareas: seguridad de Internet, selección de empleados, análisis del Big Data, cuidado de personas, medicina, bancos, tiendas online, etc.

La inteligencia artificial ya está en boca de todos, pero poca gente sabe lo que es. ¿Cómo funciona? ¿Hasta dónde puede llegar? ¿Cuáles son sus limitaciones? Respondemos a estas preguntas.

Su evolución está siendo tan grande y tan rápida, que algunas mentes privilegiadas como Elon Musk, Bill Gates o Stephen Hawking creen que si no se controla, tendrá el poder para destruir a la raza humana, o esclavizarnos.

Source: computerhoy.com

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar